Atención al cliente: Prueba

Últimos presupuestos solicitados
Inicio > Consejos para Padres
 

Consejos para Padres

 

Tarea difícil la de dejar a nuestros hijos en manos de un tercero. Desde CanguroEnCasa intentaremos darte algunos consejos que pensamos os pueden ser de utilidad a la hora de escoger a un canguro.

Una vez encontrado a la persona que nos parece ideal, te aconsejamos conciertes una entrevista con el candidato/a y que tengas preparadas una serie de preguntas “tipo” que te pueden ayudar a conocer mejor el perfil de la persona que pretendes contratar:

  • ¿Qué tal fue tu experiencia en tus anteriores trabajos?
  • ¿Qué has aprendido de esa experiencia?
  • ¿Qué es lo que más te gustó, y lo que menos?
  • ¿Por qué te fuiste de ese trabajo?
  • ¿Qué es lo que te atrajo más de este trabajo?
  • ¿Cuál es tu opinión acerca de la rutina que debe que llevar un niño? O sea que lo que deseamos saber es que harías tú durante el día para entretener y enseñar a nuestro hijo.
  • ¿Qué actividades propondrías para jugar con mi hijo y educarle?
  • ¿Qué opinión tienes acerca de la disciplina?
  • ¿Y de las comidas que tienen que comer los niños?
  • ¿Eres fumador/a?
  • ¿Tienes carné de conducir?
  • ¿Tienes otro tipo de responsabilidades que podrían interferir en tu trabajo con nuestra familia? (Un trabajo extra, estudios por terminar, hijos que cuidar....)?
  • ¿Tienes posibilidad de realizar horas extra por la noche de canguro?

Si las respuestas a las preguntas os han parecido satisfactorias, ahora vendría lo más importante: que el/la candidato/a pase unos minutos con los niños. Probablemente sea la mejor manera de ver cómo reaccionan nuestros hijos hacia el candidato/a y viceversa, además de ser lo más aconsejable para vuestra propia tranquilidad.

Confía en tu instinto seleccionador: una vez que ya has elegido a la persona adecuada, confía en que lo has hecho de modo correcto.

Por último, debes estar muy atento a tu hijo: si el pequeño se muestra alegre después de que la persona se haya marchado o cuando estén juntos, si parece satisfecho y feliz, estos indicadores pueden mostrarnos que todo ha ido bien y podemos sentirnos tranquilos.

Por el contrario si el niño se torna muy llorón cuando se acerca el momento de estar con la canguro o se expresa con gestos o con palabras que no quiere estar ni ver a la canguro, nos indica que algo no marcha bien.